De acuerdo con la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares del INEGI, en el año 2013 los mexicanos gastaron un total de $128,539 millones de pesos en la compra de aguas minerales, bebidas refrescantes y jugos, lo que se traduce en un gasto por persona de $1,086 o el 2.9% del presupuesto anual de un mexicano promedio.

Al calcular el gasto entre las diferentes entidades se encuentran grandes diferencias. Sinaloa es el estado que mayor gasto por persona dedica a este rubro al año con un total de $1,651, seguido muy de cerca por Baja California con $1,648 y por Quintana Roo con $1,643.

Chiapas es la entidad con el menor gasto promediando $613 seguido de Hidalgo con $629 y Tlaxcala con $702.

Comments

comments